Tenemos que ayudar a los investigadores a desarrollar su ingenio y a trasladar sus conocimientos para acercar los avances a los pacientes. Encuentro de la Fundación Bamberg con el Secretario de Estado de Investigación Felipe Petriz

  • Fuente: El Médico Interactivo - Jueves, 7 Octubre, 2010
    • Ignacio Para, Felipe Petriz, Salvador Arribas y Miguel de Frutos
      La Fundación Bamberg y Miguel de Frutos de Pfizer posan junto a Felipe Petriz
    • Ignacio Para recibe all Secretario de Estado de Investigación
      Ignacio Para recibe all Secretario de Estado de Investigación
    • Miguel de Frutos, de Pfizer, presenta al Conferenciante
      Miguel de Frutos, de Pfizer, presenta al Conferenciante
    • La mesa de debate espera a los invitados al Encuentro
      La mesa de debate espera a los invitados al Encuentro
    • Numerosas personas atienden al debate desde las sillas
      Numerosas personas atienden al debate desde las sillas

    Madrid (8-10-10).- Ignacio Para, presidente de la Fundación Bamberg y Miguel Frutos, representante de Pfizer, acompañaron al secretario de Estado de Investigación, Felipe Pétriz, durante la conferencia que éste impartió sobre "La investigación en España en el área de la Salud" que se engloba dentro del ciclo "Estrategias en Sanidad, Industria e Innovación". Pétriz comenzó afirmando que “en las últimas décadas, y sobre todo en los últimos años, hemos logrado importantes avances en lo que a ciencia se refiere y cada vez estamos más lejos de aquella actitud victimista y profundamente negativa según la cual España es un país de Letras; la Ciencia está acosada”. Como prueba de ello, Pétriz señaló que la inversión pública en Investigación + Desarrollo + Innovación tecnológica (I+D+i) casi se ha triplicado entre los años 2004 y 2008, aunque matizando que el espacio para la mejora es “muy amplio”. En cuanto a la crisis actual que nos acucia se muestró convencido de que para salir es preciso un esfuerzo adicional de todos y confía en que la ciencia y la tecnología son capaces de mejorar la realidad como han demostrado a lo largo de la historia. “Sólo hay que buscar la manera de aportar soluciones desde la ciencia para llegar a tiempos mejores”, aclaró. Por otro lado, aunque reconoce que “los presupuestos no son los ideales, muestran que I+D+i son una prioridad clara para el gobierno y que más allá de las aspectos cuantitativos lo que hay que mejorar son aspectos relativos al entorno en el que se desarrollo la investigación”. Pero tras estas declaraciones iniciales, el grueso de su intervención se ha centrado en el proyecto de Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, que está en trámite parlamentario y que sustituye a la vigente Ley de Investigación Científica y Tecnológica de 1986, . “El texto es absolutamente mejorable pero percibimos este proyecto de ley como una voluntad compartida de mejora de presentación de enmiendas para que el gobierno configure el mejor texto posible”, afirmaba. Asimismo destacó el hecho de que el proyecto se está llevando a término gracias a la colaboración de todos los agentes implicados en el Sistema de I+D+i de nuestro país, desde las Comunidades Autónomas, las universidades, los agentes sociales, los expertos e investigadores hasta los ciudadanos han aportado, desde sus diferentes sensibilidades, sus puntos de vista a la elaboración del texto. Junto a la pluralidad de agentes, Pétriz señalaba otras virtudes de la futura ley como que garantiza el principio de neutralidad, que recoge el papel clave de los centros sanitarios y que es respetuosa con las competencias que figuran en los estatutos de las Comunidades Autónomas. “La coexistencia entre el sistema de administración general del estado y el desarrollo de los sistemas autonómicos es primordial e imprescindible no sólo para no duplicar esfuerzos, sino porque sólo si nos coordinamos lograremos gestionar con eficacia y eficiencia”. Dicha coordinación se asienta sobre una Estrategia Española de Ciencia y Tecnología, de nueva creación, que constituye el marco de referencia plurianual para alcanzar los objetivos compartidos por todas las administraciones territoriales; el Consejo de Política Científica y Tecnológica, formado por representantes de máximo nivel de la Administración General del Estado y de las Comunidades Autónomas; el Consejo Asesor de Ciencia, Tecnología e Innovación, que asesora al anterior y en el que están representados los agentes económicos y sociales; y por último, el Comité Español de Ética de la Investigación, que es el órgano consultivo encargado de velar por la ética de la investigación. Por otro lado, el Secretario de Estado de Investigación advertía que el recurso más valioso e importante del sistema son las personas, “que pueden ofrecer el máximo desarrollo de la investigación”. De hecho, con la nueva ley se persigue crear un esquema para el desarrollo profesional del personal investigador. Entre sus principales novedades se cuenta la regulación de la movilidad entre entidades públicas y el sector privado de manera muy ambiciosa, la creación de contratos laborales específicos para investigadores y la asunción, de una manera muy clara, de la evaluación del desempeño a los efectos de carrera profesional en los organismos públicos de investigación de la Administración General del Estado. Pétriz aseguró que entre nuestros objetivos están despertar vocaciones, atraer y retener el talento, y permitir a los profesionales la máxima movilidad. “Queremos fomentar la capacidad emprendedora de los investigadores y eliminar las barreras”. Por último, respecto a la financiación, el Secretario de Estado criticó la baja contribución del sector privado e instó a la participación con un compromiso mayor también del mundo de la ciencia para crear un entorno más favorable a la investigación. “La ciencia debe convertirse en la palanca fundamental del cambio social que tiene un gran recorrido por delante”. Mónica de Haro. El Médico Interactivo http://www.elmedicointeractivo.com/noticias_ext.php?idreg=26772