Asistencia rotunda de los máximos representantes de la Salud Mental a la Conferencia Nacional de la OEHSS organizada por la Fundación Bamberg y Lundbeck

  • Fuente: - Martes, 22 Abril, 2014
    • Un aspecto de la Sala durante la Jornada de Trabajo
      Un aspecto de la Sala durante la Jornada de Trabajo
    • José Soto, Luis Carretero e Ignacio Para en el acto de inauguración
      José Soto, Luis Carretero e Ignacio Para en el acto de inauguración
    • Xavier Martí, Director General de Lundbeck
      Xavier Martí, Director General de Lundbeck
    • Carles Constate
      Carles Constate
    • Santiago Lozano
      Santiago Lozano

    Toledo, 22 de abril de 2014. - La Conferencia Nacional de Estrategias en Salud Mental ha reunido a más de ciento veinte directivos y profesionales de la Salud Mental de los diferentes puntos de España, con más de cuarenta conferencias, ponencias y exposiciones presentadas a lo largo de toda la jornada, promovida por la Organización Española de Hospitales, OEHSS y organizada por la Fundación Bamberg y Lundbeck, con el apoyo de la Sociedad Española de Directivos de la Salud y del Servicio de Salud de Castilla La Mancha.

    'Hay que poner mucha racionalidad, mucha sensatez y amplitud de miras en la gestión de la salud mental', así abría la primera mesa de la 'Conferencia de Nacional de Estrategias en Salud Mental', organizada por la Fundación Bamberg y Lundbeck, José Soto, presidente de la Organización Española de Hospitales y Servicios de Salud, que abordaba en primer lugar el tema clave de este foro, la necesidad de hacer cambios. De hecho, y en línea con esta idea, Luis Carretero, director del SESCAM ha analizado si es necesario abordar grandes cambios, 'por ejemplo si son necesarios cambios legislativos o no', y de empezar a pensar en que 'no podemos seguir  funcionando con tecnología del siglo XXI con estructuras del  siglo XIX'.

    Concretando algunos de estos cambios intervenía Carles Constante, director de Planificación e Investigación del departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña y presidente del Instituto catalán de la Salud, señaló que 'necesitamos más recursos en salud, pero para gastarlos de manera diferente'. Así, insistió en ideas como que es imposible avanzar si no se realiza una mayor auto evaluación y una mayor transparencia, pero también si no se empiezan a cambiar algunos conceptos como el de 'pasar de equidad de acceso basada en la territorialidad, a una equidad basada en resultados'. Por todo ello Constante ve necesario 'recorrer un camino importante en lo referente a la evidencia científica', ya que ' en el campo de la salud mental, algunos elementos evacuativos centrados en la mejor gestión, en la provisión de servicios, etc., es otra palanca de cambio fundamental'.

    Como representante del Ministerio de Sanidad ha participado Paloma Casado, subdirectora general de Calidad y Cohesión, que apuntaba a la importancia de las estrategias nacionales, y en concreto de los objetivos de la Estrategia Nacional de Salud Mental, que se centran en la promoción, la prevención, y la erradicación del estigma social.

    Medicalización de la vida

    Si bien Carlos Mur, director gerente del Instituto de Salud Mental José Germain de Madrid, criticó  el hecho que aún se habla de problemas y trastornos, y no de enfermedades, y de que el concepto de lo sociosanitario ha sido 'siempre perseguido y nunca alcanzado'.

    Por su parte, Carlos Arenas, director del gerente del Complejo Hospitalario de Toledo y representante de SEDISA, abordó el debate de la medicalización de la vida. De esta manera, se planteó si es posible que estemos usando demasiados fármacos para síntomas psíquicos, y si es posible abordarlos mediante otras actividades, como el ejercicio físico. Por otra parte, otros asistentes alineaban esta cuestión con la judicialización de la enfermedad mental, otro problema a abordar.

    Mayor integración

    Otro de los grandes conceptos abordados por los conferenciantes era el problema de 'insularidad'  que sufre la salud mental, ya que los profesionales sanitarios y sus gestores sienten en gran medida que no está del todo integrada en el sistema general. De esta forma una de las claves pasa por ajustar las estructuras, pero también por trabajar de forma más integrada con la Atención Primaria. Para ello algunos de los pasos a dar deben ser el apostar por la telemedicina como herramienta básica para reforzar la continuidad asistencial, pero también por formar en salud mental a los médicos de Atención Primaria. Igualmente por no olvidar la necesidad de los hospitales de día, sin perder de vista que todavía se necesitan recursos de corte residencial, y por avanzar en lo referente a psicología clínica.

    Asimismo diferentes expertos insistieron igualmente en la necesidad de mejorar la gestión del personal, construyendo verdaderos equipos multidisciplinares que estén orientados al cambio.

    Hospitales psiquiátricos

    Álvaro Rivera, director gerente del Hospital San Juan de Dios de Ciempozuelos, abordó la actualidad de los hospitales psiquiátricos, con datos como la tendencia a la disminución de camas. 'Las camas en España han disminuido mucho, pero desde el año 2000 se ha estancado, aunque estamos muy por debajo de la media de la Unión Europea'. Por otra parte, Rivera señaló que otra de las dificultades es que el hospital psiquiátrico monográfico sigue atendiendo necesidades no resueltas por el resto de los dispositivos de la red de salud mental, por lo que es clave promover la plena integración de los hospitales psiquiátricos en la red aprovechando sus posibilidades, y el garantizar su funcionamiento óptimo con transparencia en indicadores de procesos y resultados.

    La conferencia, a la que accedieron representantes de Galicia, Castilla y León, Castilla La mancha, Extremadura, Andalucía, Cataluña, el País Vasco, Valencia y Madrid, fue clausurada por Javier Hernández Pascual, Director General de Calidad, Planificación, Ordenación e Inspección, en representación del Consejero de Sanidad y Servicios Sociales de Castilla La Mancha, José Ignacio Echániz.