Se celebró la Conferencia para la Reforma Sanitaria con la presencia del Consejero de Salud de Cataluña, la Viceconsejera de Sanidad de Madrid y alta participacion de la Sociedad Civil

  • Fuente: - Miércoles, 27 Junio, 2012
    • Jesus Acebillo
      Jesus Acebillo
    • Decano dee Medicina de la UCM
      Decano dee Medicina de la UCM
    • Amando de Miguel
      Amando de Miguel
    • Subdirector General de Farmaindustria
      Subdirector General de Farmaindustria
    • Angel Luis Rodríguez y Alberto de Rosa
      Angel Luis Rodríguez y Alberto de Rosa
    • M. PAIS, GENERAL SECRETARY. THE MEDICAL EUROPEAN ASSOCIATION
      M. PAIS, GENERAL SECRETARY. THE MEDICAL EUROPEAN ASSOCIATION
    • Eduard Rius
      Eduard Rius
    • Salvador Arribas
      Salvador Arribas

     

    Madrid, 27 de junio de 2012.- Boi Ruiz, consejero de Salud de la Generalitat de Catalunya, aseguró hoy que han logrado “cierta estabilidad” en el sistema sanitario catalán gracias a que “todo el mundo ha perdido algo para que no perdiéramos todos”, lo que en su opinión se traduce en que durante 2012 “no será necesario realizar ningún ajuste más”.

    Ruiz explicó su experiencia y previsiones de reformas sanitarias en Catalunya durante la Conferencia General para la Reforma Sanitaria promovida por la Fundación Bamberg y que se ha celebrado en el Palacio de Congresos de Madrid. Representantes de la sociedad civil y política asistieron a este encuentro, una jornada que es continuidad a la IConferencia General sobre Sostenibilidad del Sistema Sanitaria en España realizada por la fundación el pasado mes de enero.

    Durante la inauguración, el presidente de la Fundación Bamberg, Ignacio Para, destacó la importancia de que “la sociedad civil de todos los estamentos participe en esta conferencia sobre la Reforma Sanitaria” y aporte sus conocimientos en el debate. Sobre la ineficiencia del Sistema Sanitario, el presidente de Novartis, Jesús Acebillo, recalcó que “el problema es fácil de identificar pero no los procedimientos a aplicar” y por eso se necesita “un mayor compromiso de todos los sectores”.

    El objetivo de esta conferencia ha sido analizar y debatir el desarrollo de las medidas de reforma emprendidas por el Ministerio de Sanidad y el alcance y resultados de las emprendidas por las diferentes Comunidades Autónomas así como sus planes para el futuro. A este respecto, Boi Ruiz destacó “el enorme esfuerzo” que ha hecho todo el mundo para revertir un modelo anterior que generaba más deudas que ingresos: “En Cataluña nos planteamos la necesidad de frenar la hemorragia, ya que no había opción de transfusión”.

    El consejero de Salud de la Generalitat explicó la reforma llevada a cabo: “No tuvimos más remedio que reducir el coste en personal, gasto farmacéutico y productos sanitarios si queríamos mantener las mismas prestaciones”. En este sentido, explicó que “genera un ruido importante, sobre todo en el tema de los recursos humanos”. Aún así, Ruiz quiso recalcar que decidieron actuar rápido en vez de pensar en lo que había que hacer: “No quedaba mucho tiempo y teníamos una presión tremenda pero a la vez confiábamos en los resultados”.

    Asimismo, el consejero apostó por un modelo de cambio necesario para afrontar los retos de la sanidad del siglo XXI y superar el éxito conseguido por la atención médica durante el siglo XX: “El sistema requiere de una profunda reforma, además de efectiva, tiene que ser proactiva, ya que el éxito no es hacer más trasplantes, sino menos; hay que reasignar los recursos a través de mecanismos que frenen los riesgos no el siniestro”.

    Gasto farmacéutico

    En cuanto al gasto farmacéutico, el consejero catalán apostó por ir más allá de “la relación mercantil clásica” con los proveedores e incentivar “el medicamento de innovación” en el que no se pague por el volumen sino compartiendo riesgos: “No compramos medicamentos sino lo que hace el medicamento”. Respecto a la devaluación del precio, Boi Ruiz explicó que no se puede “dar respuesta a la investigación de los laboratorios sólo con el precio del medicamento ya que también es innovación” y debe estar sustentado por otros ministerios.

    El modelo sanitario que necesita España y Cataluña, según Boi Ruiz, requiere de “mejoras profundas” que deben plantearse en el Consejo Interterritorial y cuya actuación debe basarse en los principios de transparencia, participación y rendimiento de cuentas. Por último, el consejero de Sanidad de la Generalitat de Catalunya, adelantó que el próximo 6 de julio presentarán los resultados de cada hospital catalán “para que los ciudadanos sepan qué hacemos con su dinero” y así poder desterrar “las leyendas urbanas sobre el gasto innecesario”.

    Por su parte, Belén Prado, viceconsejera de Orientación Sanitaria e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, dejó claro que “la Sanidad no es la culpable de la crisis, sino la deficitaria forma de financiación que se le ha dado”. En este sentido, aseguró que su comunidad se ha ido adaptando a una población que “afortunadamente vive más años y por tanto requiere mayor atención médica” y destacó las “alianzas” que se están llevando a cabo con los hospitales para que sean los profesionales los que se trasladen al centro donde se les necesite y no el paciente.

    Para la viceconsejera, “la única forma de que la Sanidad siga siendo universal” es trabajando conjuntamente “sin inmovilismos” y dejar de separar lo público y lo privado. Por último, Prado destacó no hay que olvidar la unidad de todos los sectores sanitarios: “Si no, nos veremos abocados a que decida el gobierno unilateralmente, el Ministerio de Economía o que lo hagan desde Bruselas y sería un fracaso”

    En la conferencia también participó Irfon Rees, consejero de la Unidad de Política y Estrategia del Ministerio de Sanidad del Reino Unido, que explicó como se ha implementado  el Servicio Nacional de Salud británico mediante su liberación y puesta en marcha de las nuevas medidas de mejora en la gestión.

    Entre los expertos que participaron en esta conferencia se encontraba el sociólogo Amando de Miguel, que recordó que los ciudadanos son “contribuyentes que pagan las decisiones políticas” y criticó el “exceso de burocracia” que existe en el Sistema Sanitario. Por su parte, Ángel Luis Rodríguez, director general de AESEG, reivindicó “el valor intrínseco del medicamento como el bien más preciado para la salud” y advirtió sobre la devaluación que se está haciendo de su precio cuando el problema radica en el número de prescripciones: “Los recortes son muy duros y no sabemos dónde han ido esos ahorros”.

     Por último, Eduard Rius, ex consejero de Salud de Catalunya, destacó durante su intervención que “el principal problema del Sistema Sanitario es la falta de liderazgo”, a lo que añadió que “hay muchas ideas encima de la mesa que harían que el sistema funcionara” por lo que, según él, sólo hay que llevarlo a la práctica.